Mejora de procesos en la industria tecnológica

Mejora de procesos en la industria tecnológica

CMMI: Mejora de procesos en la industria tecnológica

El CMMI (Capability Maturity Model Integration) es una metodología para facilitar el control de rendimiento de empresas en el sector de Tecnologías de la Información, con  la implantación de este tipo de metodología se busca el desarrollo de Kpi´s fiables que sean clave para el funcionamiento y productividad de la empresa, por lo que se consigue mejorar el proceso mediante un lenguaje que se amolda a los procesos de la gestión y software de este sector.

Fases del Capability Maturity Model Integration (CMMI)

Capability Maturity Model Integration se divide en 5 pasos o niveles de desarrollo, dentro de cada uno de estos niveles se engloban una serie de objetivos claves para poder pasar al siguiente nivel, esto implica que una implicación total. La visión que se le puede dar al modelo de CMMI puede ser doble, por un lado encontramos la representación continua y por otro la escalonada.

La versión continua hace un desglose por nivel de proceso dejando a un lado la parte de madurez, presenta un nivel más, en total 6, repartidos de la siguiente manera:

Nivel 0 o incompleto

Nivel 1 o realizado

Nivel 2 o gestionado

Nivel 3 o definido

Nivel 4 o gestionado cuantitativamente

Nivel 5 u optimizado

Y la versión escalonada se divide al igual que antes en 5 etapas que a medida que ascendemos tienen un mayor grado de desarrollo, los niveles de madurez serían:

–          Nivel 1 o inicial, en este nivel se encuentran empresas que abarcan demasiados objetivos incumplidos, falta de desarrollo de procesos o que directamente no se ven capacidad de desarrollar las nuevas ideas.

–          Nivel 2 o gestionado, aquí encontramos empresas que tienen sus proyectos desarrollados están bien definidos, planificados tienen un buen seguimiento de kpi´s y tienen asegurados un control.

–          Nivel 3 o definido, una vez llegados a este nivel podemos ver empresas que desarrollan sus proyectos mediante standares, herramientas, procedimientos; es decir, vemos que los proyectos se siguen de una forma establecida según la organización pero de una forma clara y específica.

–          Nivel 4 o gestionado cuantitativamente, se busca el establecimiento de objetivos cuantitativos y ejecución de los mismos, con ello se consigue tener en cuenta las necesidades de los clientes, y cómo saldrá el producto para el cliente final. En esta etapa se miden los procesos con datos, por lo que se realizan cálculos estadísticos.

–          Nivel 5 u optimizado, con el análisis de los datos se puede comprender dónde detectar la mejora y actuar al respecto, y conseguir una mayor eficiencia del proceso.

“Como cualquier otra metodología de calidad de esta índole se necesita de la participación de toda la empresa y contar con los recursos disponibles para poder desarrollarla, como personal, formación, con una buena implicación de la dirección como base para concienciar a todos los componentes que conforman la empresa” agregó Salomón Juan Marcos Villarreal, presidente de Grupo Denim.