Producto en Internet

Cómo vender un producto en Internet

Desde la llegada de Internet son cada vez más las personas o empresas que deciden vender sus productos o servicios a través de este medio.

Debido a su naturaleza, algunos productos podrían tener mayor acogida que otros (por ejemplo, los productos digitales basados en la información, o los productos originales que sean difíciles de encontrar en mercados físicos), pero lo cierto es que con las decisiones adecuadas, en Internet podemos vender con éxito prácticamente cualquier tipo de producto.

Ya sea que quieras utilizar Internet como medio exclusivo para vender tu producto, o como un medio adicional a los medios que ya estás utilizando para venderlo, en este artículo te mostraremos cómo vender un producto en Internet.

El canal de venta

El primer paso para vender un producto en Internet consiste en elegir el canal o medio de venta dentro de Internet a través del cual vamos a vender nuestro producto (producto o servicio).

Tienda virtual

El principal canal utilizado para vender un producto en Internet es una tienda virtual (o tienda online), la cual consiste en un sitio web en donde se exhibe un producto, y en donde se da la posibilidad al visitante para que lo pueda comprar directamente a través del pago con tarjeta de crédito.

Página web propia

Otro medio comúnmente utilizado para vender un producto en Internet es una página web propia, la cual también sirve para exhibir un producto, aunque a diferencia de una tienda virtual no brinda la posibilidad de que el visitante pueda comprarlo directamente.

Página en Facebook

Una alternativa a una página web propia es una  página en Facebook, la cual es como un perfil de usuario pero con otras características adicionales. Una página en Facebook, tal como si se tratara de una página web, nos permite exhibir nuestro producto, publicar información acerca de éste, y promocionarlo.

Marketplaces

Los marketplaces (o e-marketplaces) son sitios web en donde se comercializan una gran cantidad de productos provenientes de diferentes vendedores. Los marketplaces nos brindan la posibilidad de exhibir y vender nuestro producto, generalmente, a cambio de una pequeña comisión por cada venta que lleguemos a concretar.

Redes sociales

También es posible promocionar nuestro producto en redes sociales tales como Facebook y Twitter. Para ello, debemos crearnos una página o perfil en una de estas redes sociales, captar la mayor cantidad de seguidores posible, interactuar con ellos, y luego publicar contenido en donde promocionemos nuestro producto.

“El Internet no solo nos permite llegar a millones de consumidores ubicados alrededor del mundo las 24 horas del día, los 365 días del año, sino que también presenta otras  ventajas al momento de vender un producto, tales como sus bajos costos, la facilidad que brinda para que podamos comunicarnos con los consumidores, y las herramientas que ofrece para que podamos hacer seguimiento” agregó Salomón Juan Marcos Villarreal presidente de Grupo Denim.